EL TRAPICHE TIENE COMO POLÍTICA DE ESTADO EL DESARROLLO DEL CANNABIS MEDICINAL

El Municipio de El Trapiche tiene como política de Estado el desarrollo del cannabis medicinal. Es el primer municipio de la provincia con una ordenanza específica que establece un registro local de usuarios y cuenta con el asesoramiento de un consejo consultivo en sus oficinas municipales. Esto se suma a que fue sede, en abril, de un congreso provincial sobre la temática, del que formaron parte referentes académicos y especialistas de distintos puntos del país.

“Quisimos ser pioneros y tomar las riendas del tema, y allí la capacitación y la formación son fundamentales”, manifestó el intendente de la localidad, Juan Manuel Rigau, en la apertura del congreso. En este sentido, el registro municipal tiene por fin incluir a aquellos vecinos que quieran hacer uso medicinal del cannabis y otorgar licencias para cultivo de la planta con fines medicinales, ya sea para sí mismos o a través de un familiar, un tercero o una asociación civil. Este es coordinado, a su vez, con el registro nacional Reprocann.

“Para inscribirse en el registro, en primer lugar, deben contar con la indicación médica y el formulario del consentimiento informado firmado por el profesional. Contamos con médicos que ya están inscriptos en el Reprocann y que realizan el acompañamiento, que es fundamental”, explicó la asesora legal y técnica del Municipio, Giuliana Torti.

En cuanto al órgano consultivo, funciona en las oficinas de la Municipalidad los martes y jueves, de 9 a 12. “Es para guiar a los usuarios a acceder a un adecuado acompañamiento médico, en los trámites pertinentes a la inscripción en el Registro Nacional, generar los vínculos necesarios con las asociaciones que nuclean a los usuarios de cannabis y constituirse en espacio de consulta y participación activa a disposición de la sociedad”, resumió la asesora legal y técnica. Este espacio está compuesto por médicos, miembros del Ejecutivo municipal, el Concejo Deliberante, universidades públicas y asociaciones civiles.

Un congreso que dejó huella

Durante cuatro jornadas, la Municipalidad de El Trapiche llevó adelante el primer congreso de la localidad, en el que abordaron en forma multidisciplinaria el uso terapéutico del cannabis. Con el acompañamiento de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), el INTA San Luis y la Asociación Civil Cannábica Esperanza de Vida (ACEV), debatieron sobre la legislación actual, los usos terapéuticos, las formas de cultivo, los métodos de extracción de cannabinoides, los controles de calidad, la creación del registro municipal y escucharon diferentes testimonios de pacientes que pudieron tratar distintos padecimientos con el cannabis, como epilepsia, autismo y cáncer.

El evento contó con la participación de importantes referentes de la materia a nivel nacional, como el doctor Marcelo Morante, coordinador del Programa Nacional de Investigación sobre los usos Medicinales de Cannabis, y el ingeniero agrónomo Víctor Mollinedo, responsable técnico y administrativo del Convenio de Cooperación Técnica y Científica entre el gobierno de Jujuy y el INTA para el cultivo de cannabis con fines medicinales. Las jornadas contaron con más de 500 participantes de todo el país e incluso de otros países que siguieron las disertaciones por medio del canal de YouTube del Municipio.

Una demanda de la sociedad

Distintos testimonios de participantes del congreso dieron cuenta de la necesidad imperiosa de un acercamiento interdisciplinario y responsable al cultivo del cannabis para un uso que ayude a tratar enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Con beneficios que se estudian en padecimientos como la epilepsia y de gran dolor físico como el cáncer, legislaciones nacionales y provinciales respaldan una política en este sentido y el Municipio de El Trapiche quiso hacer su aporte desde el ámbito municipal, siendo el primero de San Luis.

“Para nosotros esto es importante, para un pueblo chico en dimensión de cantidad de población esto no es un trabajo sencillo, hay mucha gente que se puso a disposición buscando con nosotros mejorar la calidad de vida de cada una de esas personas que por distintos motivos está necesitando cannabis medicinal”, afirmó el intendente Rigau.

“Esta temática se impuso socialmente; mamás, papás, familiares y pacientes hicieron el enorme esfuerzo por derribar definitivamente ciertos tabúes y, como sociedad, sentir la imperiosa necesidad de informar, de educar y de capacitarnos sobre el tema. Frente a esta necesidad, la universidad debe estar presente”, dijo el rector de la UNSL, Víctor Moriñigo.

“La iniciativa del Municipio de trabajar en un marco regulatorio es fundamental para respaldar a usuarios, cultivadores y asociaciones, como así también avanzar en la investigación clínica que permita visualizar con claridad la eficacia y la seguridad de esta potencial herramienta terapéutica”, añadió el coordinador del Programa de Cannabis de la UNSL, Francisco Cecati.

“Son varios los profesionales de la salud que estudian y trabajan los usos del cannabis medicinal para diferentes patologías; entre ellos hay enfermeros, anestesistas, kinesiólogos, médicos, psiquiatras, psicólogos, lo que resulta en la necesidad de una formación en cannabis medicinal con un abordaje multidisciplinario”, dijo, por su parte, la licenciada en Psicología de la UBA, especialista en endocannabinología e integrante de Consultora Latinoamericana, Paloma Sneh.

“El cannabis te cura, te potencia, te alimenta, te viste, te calza y hasta te podés construir una casa ecológica. El cannabis es una puerta de salida de las drogas, la depresión y el alcohol. El cannabis fue, es y será medicinal”, opinó Gustavo Coria, presidente de la Asociación Civil Cannábica Esperanza de Vida (ACEV).

En el Municipio aseguran que continuarán promoviendo eventos de este tipo, a través del contacto constante con especialistas y escuchando las inquietudes que van surgiendo en la comunidad.

Loading Facebook Comments ...